10 estrategias de Disney para ser una empresa líder.

Lee Cockerell, ex vicepresidente ejecutivo de operaciones de Walt Disney en su libro “Ponga magia en su empresa” describe las diez estrategias desarrolladas por Disney.

The Disney Guest Experience Evolves

1.  Todo el mundo es importante

Esto se traduce como respetar, apreciar y valorar a todos. Esto es fundamental para iniciar cualquier tipo de relación.

¿Cómo te comunicas con tus compañeros, empleados, proveedores, clientes…? ¿Qué haces para demostrarles que son importantes y que sin ellos tu negocio no sería posible? ¿Practicas la escucha activa, permites que estas personas expresen lo que piensan? ¿Eres asertivo para decir lo que piensas con respeto, sin ofender y criticar?…

2.  Rompe moldes: reinventa tu negocio

¿Te adaptas con facilidad al cambio? Esta es una condición elemental para hacer crecer tu negocio. Sé creativo, rompe los moldes, lo establecido, lo conocido. De no hacerlo, aburrirás a tus clientes.

¿Por qué contratarte o comprar tus servicios si mi “vecino” ofrece el mismo servicio?

3.  Has de tus empleados tu marca

La imagen que la gente tenga de tu empresa es la que muestren tus empleados.

Así que no pases por alto esta recomendación. No sólo busques gente altamente capacitada si no personas con dotes de comunicación, empatía y orientadas al cliente.

¿Haces evaluación continua de tus empleados?, ¿Qué cualidades necesitas tú o tus empleados para dar valor a tu negocio?

4.   Haz magia con el entrenamiento

Es importante ofrecer a tus empleados formación que refuerce sus habilidades y esto debe reforzarse dándoles responsabilidad. Crea magia con la formación: define una clara misión, crea momentos mágicos, comunicación constante, has sesiones de feedback y enseña con el ejemplo.

¿Te limitas a hacer tu trabajo o tienes clara cuál es tu misión?

5.    Evita los trastornos

Es imposible tenerlo todo controlado y evitar que surjan imprevistos. En estas situaciones busca soluciones, has tormenta de ideas entre tus empleados para encontrar soluciones.

Escucha a tus clientes y empleados antes de emitir juicios; anticípate y evalúa los cambios; el objetivo es promover el crecimiento de tu empresa perfeccionando sus procesos.

¿Cuántas ideas de mejora te has planteado en el último mes?

6.    Averigua la verdad

Cualquiera que sea tu trabajo, si aspiras a ser realmente un gran líder, tienes que conocer todos los hechos relativos a tu empresa o actividad. Para ello sal de tu despacho, conecta con tus empleados y clientes hazte accesible para que confíen en ti.

¿Te has puesto en el lugar de tus clientes? ¿Alguna vez has observado tu empresa desde el punto de vista de tus clientes o empleados?

7.    Utiliza combustible gratis

Usa la energía de tus propios empleados. Según Cockerell para tener un ambiente de trabajo cálido, armónico y próspero hay que tratar a las personas con aprecio, reconocimiento y entusiasmo. Así elevarás su autoestima, estarán a gusto y desarrollarán su máximo potencial.

Si no expresas agradecimiento a tus subordinados, si no los respetas y los estimulas, trabajarán bajo la ley del mínimo esfuerzo o, peor aún, te sabotearán.

¿Cuándo fue la última vez que felicitaste a tus empleados por un trabajo bien hecho?

8.    Sitúate a la cabeza del pelotón

En estos tiempos de cambios constantes, estar al día es vital para la supervivencia de tu negocio.

Absorbe conocimientos, aprende de los mejores si no tus competidores te absorberán y tus clientes te abandonarán. Por tanto, debes ser voraz en la adquisición de conocimientos, prestar atención a todo lo que sucede a tu alrededor y ampliar tu marco de referencia para consolidar tu empresa con formas modernas y mejores de hacer las cosas.

Pregunta a tus empleados y clientes ¿qué puedes mejorar?

9.    Vigila lo que dices y haces

Cuida tu reputación sino perderás la confianza que han depositado en ti y la credibilidad de los que te siguen.

Márcate objetivos ambiciosos, se positivo y humilde. Desarrolla tus actividades con pasión. La gente sigue a personas apasionadas porque se sienten contagiadas, si no persigues tus objetivos con pasión no tendrás seguidores.

¿Te apasiona tu trabajo?, ¿Sabes contagiarlo a los demás?

10.  Afianza tu carácter

Los grandes líderes no sólo tienen aptitudes, actitudes y rasgos de comportamiento, sino que también irradian carácter. Como líder debes tener un código ético y principios definidos y debes estar dispuesto a hacer lo correcto. Procura que todos sepan cuáles son tus principios y guíate por ellos.

Finalmente, Cockerell resume en su obra:

“Cuide de sus empleados y cuidarán de su empresa, no sólo porque es su obligación, sino por voluntad propia”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s