3 habilidades de liderazgo para conducir el cambio organizacional.

Conducir un cambio de cultura es un modelo de líder-seguidor el cual requiere de habilidades específicas para llevarlo a cabo.

team3-e1380103957637

Todas las organizaciones experimentan periodos de muy necesario cambio cultural con el fin de lograr los resultados que necesitan para crecer, competir y ganar. Cambiar o mejorar la cultura de una compañía o equipo requiere concentración, responsabilidad y coherencia. Y tiene que ser dirigido desde la parte superior. Sin una motivación total y completa del líder, el proceso de cambio de cultura fracasará.

Los líderes se mueven ya sea de forma activa o inconsciente a través de la organización.  Cuando un líder inconsciente simula su camino a través de un cambio cultural, no creará las experiencias necesarias para inculcar las creencias correctas. Sin las creencias culturales necesarias, las acciones no lograrán resultados.

También hay una idea errónea de que los líderes que impulsan el cambio  deben ser audaces, dar discursos inspirados y dar grandes y apresurados pasos a la grandeza. Eso no es cierto. Los verdaderos líderes que pueden inspiran un cambio, deben ser honestos y sinceros en su esfuerzo y exhibir verdadera pasión por el cambio. Ellos deben  dominar tres habilidades críticas de liderazgo de cambio cultural. Y la mayor parte del tiempo, la organización no puede esperar a que lo hagan, se deben desarrollar en paralelo con la conducción de cambio. Esto requiere un esfuerzo constante pero coloca esta capacidad al alcance de los líderes en todos los niveles.

Estas tres habilidades son: liderar el cambio, fomentar la retroalimentación, y facilitar la comunicación.

Liderar el cambio

Iniciativas de cambio cultural no son algo que se puede delegar únicamente al departamento de Capital Humano o a cualquier otro departamento. Este es un modelo líder-liderado el cual debe comenzar desde la parte superior. Cada experiencia creada por el líder, la forma en la que se comunica y las estrategias que implementa puede apoyar o destruír el proceso. El equipo directivo debe gestionar activamente el proceso y asegurarse de que está en la parte superior de la lista de prioridades de cada gerente.

Algunas de las mejores prácticas de los líderes deben poseer son: designar las responsabilidades en toda la organización; la definición de los resultados necesarios que debe traer el cambio de cultura (¿qué estamos tratando de lograr?); el desarrollo de una declaración de creencias culturales (de nuevo, esto no debe pertenecer al equipo de marketing); desarrollar y comunicar el caso para el cambio; y asegurar la alineación consistente a través del equipo de liderazgo.

Para los líderes dominar la capacidad de liderar el cambio requiere de aprendizaje y la práctica con las herramientas disponibles, la planificación de qué hacer y qué decir, y el entrenamiento interno y externo.

Fomentar la retroalimentación

Sin equipo no puede haber líder. Durante un esfuerzo de cambio el equipo analizará el liderazgo más que nunca. Tener el cambio que han estado esperando puede motivar al equipo pero también pueden estar buscando señales de una falla potencial.

Proporcionar retroalimentación centrado en apoyar las nuevas creencias culturales y los resultados deseados a los miembros del equipo es crítico para el éxito. Pero va en ambos sentidos. Los líderes superiores deben preguntar  “¿Qué comentarios tienen para mí?” Los líderes deben crear una cultura de apoyo de la gestión y la transparencia.

Algunos líderes son buenos en tomar la crítica constructiva y otros no. Responder con una excusa o calificar la retroalimentación recibida como irrelevante o incorrecta pondrá en entredicho la disposición del líder para cambiar. En tiempos de cambio de la cultura, los líderes deben ser por lo general los primeros en cambiar su forma de pensar y actuar.

La retroalimentación podrá no ser, algunas veces, precisa o basada en la realidad, pero es deber del líder pedirla, así como responder a ella. Dejar que el equipo sepa que su voz es escuchada y  las acciones que se van a implementar de ser necesario de acuerdo a la inofrmación recibida, es el factor más importante para dominar la parte de responder a la retroalimentación.

Facilitar la comunicación

En todas las organizaciones, la comunicación es siempre un componente clave. Trabajamos en ambientes altamente caóticos que requieren una comunicación efectiva con el fin de adaptarse al cambio.

Los líderes no sólo deben pedir retroalimentación de vez en cuando, deben crear experiencias que fomentan la colaboración y la comunicación. Esto no sucede por sí solo. Estas experiencias empoderarán al equipo e involucrarán a todo el mundo a ser responsables de conducir el cambio positivo hacia adelante.

Un cambio necesario se crea normalmente a través de muchos medios internos y externos. De cualquier manera, puede ser aterrador para el equipo. Corresponde a la dirección conducir el cambio, asegurar la alineación, y llevarlo a cabo. Puede tener efectos revolucionarios cuando se hace bien.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s