Hábitos de consumo en Gadgets.

Los ‘4 grandes’ seguirán dominando la intención de compra, ¿pero qué consumidores encontrará nueva generación gadgets? Accenture nos lo explica.

 

tecnologia

Mientras el consumidor termina de digerir la primera oleada de electrónicos de consumo que aprovecharon la convergencia digital, los expertos predicen un nuevo periodo de transición en el sector.

Los “cuatro grandes” (teléfonos inteligentes, tabletas, laptops y televisión de alta definición o HDTV) seguirán dominando la intención de compra el próximo año, pero su crecimiento en ventas empieza a moderarse. Lo que viene es una nueva generación de aparatos que encontrarán a un consumidor más exigente, además de atento a la funcionalidad y facilidad de uso.

Así lo estima Accenture en su estudio Engaging the Digital Consumer in the New Connected World, realizado entre 24,000 consumidores de 24 países, incluido México. Sus recomendaciones para los futuros fabricantes de gadgets en todo el mundo son:

• Ofrecer al consumidor una experiencia fenomenal, directa de la caja,
• Recurrir a marcas digitales fuertes para irrumpir en un mercado muy competido y
• Proveer un nivel de seguridad y privacidad que dé confianza al cliente.

Casi maduros

Una gran mayoría de los encuestados por Accenture comprarían nuevos aparatos de los “cuatro grandes” en los siguientes 12 meses. Los teléfonos inteligentes fueron dominantes, con 54% de las intenciones de adquisición, seguidos por las tabletas. Sin embargo, nueve de los 13 artículos investigados mostraron diminuciones en su intención de compra.

tec-01

 La baja más pronunciada fue para la HDTV, que pasó de 44 a 36% en un año, si bien prácticamente nadie (1%) planea adquirir una televisión “normal”.En este primer grupo están todavía las computadoras de escritorio, con 26% de las intenciones de compra y los eBook readers, con 21%. Otros artículos incluyen las consolas de juego, los juegos portátiles, los decodificadores o receptores de cable y los dispositivos de medios.

En general, la mayoría planea mantener su ritmo de gasto en artículos electrónicos de consumo, si bien  existe un 20% que piensa en disminuirlo.

La siguiente generación

Detrás de los artículos de mayor venta viene una nueva generación de productos inteligentes, que todavía no producen una marca dominante, pero que ya están llamando la atención del consumidor.

tec-02

Están, por ejemplo, los monitores portátiles de rendimiento físico, que actualmente dijeron poseer 8% de los encuestados por Accenture, pero que 40% aseguró que considera adquirir en los próximos uno a cinco años.

Los relojes inteligentes ya cuentan con un pionero, el iWatch, que no se menciona en el reporte, pero interesan a 41% de quienes respondieron.

Otros productos de esta nueva ola: equipos de seguridad y vigilancia conectados a la red, sistemas de entretenimiento para vehículos conectados online, termostatos inteligentes, monitores de salud e impresoras 3D para el hogar.

Destacan como verdaderos equipos del futuro los drones personales, que ya se pueden ver incluso en México y han sido motivo de propuestas de regulación en Estados Unidos, debido a su facilidad para invadir espacio aéreo privado.

Los equipos de realidad virtual figuran en esta nueva lista, lo mismo que la llamada pantalla frontal portátil (heads-up devices HUD), esos fantásticos artefactos que permitirían al usuario recibir mensajes en una pantalla que se sobrepone a su vista, mientras mira por dónde va.

“La industria enfrenta nuevamente una transición, mientras las empresas determinan los productos, servicios y redes inteligentes que les permitirán liderar este nuevo mundo conectado”, dice el estudio de Accenture.

¿Y las instrucciones?

El primer reto que enfrentarán las compañías que busquen dominar estos nuevos mercados será el más obvio, pero no por ello frecuente: la facilidad de uso.

“Un alarmante 83% de quienes adquieren dispositivos inteligentes reporta tener dificultades para utilizarlos de inmediato, debido a que les parecen muy complicados; a que les cuesta trabajo instalarlos; no pueden conectarse a Internet o descubren que no funcionan como estaba anunciado”.

El caso resulta especialmente grave en los monitores de salud o de rendimiento deportivo. En general, 21% de los encuestados manifestaron que el producto era muy complicado o algunos de los problemas mencionados, pero también factores como un diseño insatisfactorio, la dificultad para obtener piezas de repuesto y consumibles relacionados o falta de servicio al cliente.

Un interesante 4% se quejó de la imposibilidad de compartir su estatus en redes sociales a través de su nuevo aparato. Únicamente 17% manifestaron no haber tenido problema alguno.

No resulta por ello sorprendente que los consumidores demanden, primero que nada, la facilidad de uso como el factor más importante al comprar (33%), seguido de las funcionalidades, la confianza en la marca y el diseño.

La industria tendrá que resolver estos retos rápidamente, si piensa moverse de los mercados de avanzada hacia lo que se convertirá en el mainstream.

Esto es especialmente real en un mercado digital, en donde las redes sociales y la comunicación de boca en boca influyen mucho en las decisiones de compra.

tec-03

Seguridad ante todo

En la lucha por la preferencia, las empresas pueden contar con el apoyo de una buena marca. Nada menos que 49% de los encuestados señalaron que esta es una de las razones para comprar un teléfono inteligente.

Le siguen en menciones el ya haber utilizado un aparato de la misma marca y el diseño (32%).

Otras buenas razones son el uso de un sistema operativo afín a otros aparatos, una mejor pantalla, batería o teclado, la disponibilidad de apps, un buen servicio al cliente o la recomendación de amigos y parientes.

La recomendación del operador de telefonía celular solo es considerada por 4% de los usuarios y la disponibilidad de un menor precio es citado apenas por 11 por ciento.

Por último, el tema de la seguridad se volverá más importante en la medida que los nuevos aparatos tenderán a relacionarse más con el resto de los equipos del consumidor.

Un 44% de los consultados señaló que no siempre confían en la protección de sus datos por internet, por lo que tienen cuidado con la información que comparten y en dónde lo hacen.

De hecho, si bien Google, Facebook y Microsoft son citados como las marcas que más confianza generan, cuando se trata del tema de la seguridad o de la protección de datos, la confianza de los usuarios está en otro lado: en sus bancos, por ejemplo.

Para Accenture, las empresas deben buscar que sus productos sean relevantes, con un factor emocional, el wow factor, en donde se exponga que pueden hacer mejor las cosas con estos aparatos que como lo hacían antes y, ante todo, deben provocar confianza en el producto, la marca y la tecnología.

Para construir esta confianza y experiencia del consumidor, finalmente las empresas deben recurrir a herramientas de análisis y ciencia digital, que les permitan conocer al consumidor en cada punto del ciclo de producto y nuevas maneras de dirigirse a él.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s